Manifiesto CINTA

CINTA es una organización que reúne a cabildos y otros grupos autoconvocados, democráticos, solidarios y pluralistas, feministas y sin afiliación a un partido político determinado, formados por personas nacidas, residentes o con alguna relación con lo conocido como territorio nacional chileno, independiente de su origen, creencias, orientación y estilo de vida. Nuestro actuar es conforme a las normas establecidas en la Declaración Universal de los derechos humanos.

El estallido social ocurrido el 18 de octubre de 2019, iniciado por los estudiantes secundarios logra un quiebre en la quietud y apatía nacional frente a las circunstancias políticas y culturales del país.

Bajo el lema
“No es por 30 pesos, es por treinta años”
lucha ahora el pueblo chileno por de un aumento del salario mínimo y de las pensiones de una atención sanitaria adecuada y de una educación gratuita, etc. que garantizen und vida digna.

Exige una nueva constitución redactada por una Asamblea Constitucional Constituyente democrática y legítimada por el pueblo.

Entendemos que la constitución de 1980 es un símbolo y el elemento justificante de un sistema que predica la desigualdad, el individualismo, que sigue perpetuando un blindaje a un pequeño porcentaje de la clase acomodada chilena y precarizando a la gran mayoría de la población.

El estado chileno responde a las protestas con masiva represión y violación de los derechos humanos!

Número de víctimas de la violencia estatal desde el 18.10.2019 – fuente: INDH (Instituto Chileno de Derechos Humanos) al 14.04.2020
Muertes: Más de 40 personas
Heridxs: 3.838 personas
Lesiones oculares: 460 personas*
*dos de ellos han perdido toda la vista.

Luego de la aplicación de estado de emergencia, toque de queda y control militar en Santiago y la mayoría de las ciudades más pobladas por parte del gobierno; chilenos y chilenas residentes en distintas ciudades de Alemania y personas de otras nacionalidades se unieron espontáneamente en numerosas manifestaciones, donde mostraron su rechazo a la violencia aplicada por el estado chileno contra su propio pueblo.

CINTA condena el sistemático apoyo del gobierno chileno a las FF.AA y de orden que violan la Carta Internacional de Derechos Humanos, y que han cometido delitos de lesa humanidad en estado in fraganti.

Rechazamos todo acuerdo hecho a puertas cerradas sin la participación del pueblo y exigimos el cese de la fuerza utilizada con la excusa de imponer el orden público.

Desde el 18 de octubre de 2019 el estado chileno ha establecido la prisión preventiva como condena encubierta para aquellxs jóvenes que se levantaron en legítima protesta. Más de 2.500 personas están hoy en las cárceles en prisión preventiva.

Con este castigo se están violando las garantías constitucionales respecto de la presunción de inocencia. Este castigo es excesivo y desmedido en vista de sus presuntos delitos.

¡Exigimos su libertad inmediata!

Exigimos cambio inmediato de la medida cauterlar de prisión preventiva por arresto domiciliaro para lxs prisionerxs políticxs de la revuelta popular y presos sociales.

Protestamos a todo intento de manipular o aprovechar este momento buscando excusas para dejar libres a aquellos criminales que cumplen penas por crímenes de lesa humanidad.
Además exigimos:

  • Cuota de participación a los pueblos originarios en convención constituyente.
  • Paridad de género en la cuota de conformación de la convención (asamblea) constituyente
  • Ser visibilizados como miembros activos de la ciudadanía de los pueblos chilenos y ser parte de todo proceso constituyente.

¡Por el derecho de vivir en Paz
¡Hasta que la dignidad sea costumbre!